NutriTips para el consumo de Carbs

En la escuela siempre nos regañaban por llamarles carbohidratos “se dice hidratos de carbono” nos corregían siempre… y bueno entre tantos regaños me acostumbre a llamarles por su nombre formal, aunque también son conocidos como glúcidos, azucares o carbohidratos.

Este grupo alimenticio es muy importante ya que son la fuente más abundante de energía alimentaria, aportando de 40 a 70 por ciento de nuestra alimentación (claro, dependiendo de varios factores). También son los más comunes, populares y económicos dentro de la sociedad. Pero, con el tiempo y sobre todo los enormes problemas de obesidad y sobrepeso, los hidratos de carbono han ganado fama de ¨ser malos¨¨engordar mucho¨, ¨ser muy pesados¨ entre otras cosas. Es muy común escuchar, sobre todo entre nosotras las mujeres, de dietas bajas en pan, tortillas y todo tipo de ¨harinas¨ como también se les llama regularmente. La cuestión es que una parte de estas teorías son verdaderas y otras solo son un mal manejo de la información nutrimental.

Al igual que con el grupo alimenticio de los lípidos (grasas) el equilibrio ideal entre un aporte sano, armónico y benéfico se apoya en el correcto balance de los hidratos de carbono y de conocer un poco más acerca de ellos e integrar otras opciones más saludablesde consumo. Ya que aparte de ser deliciosos, baratos y por lo general sencillos de preparar, un buen consumo de carbohidratos también nos proporciona vitaminas esenciales, minerales, fitonutrientes, fibra (para sentirnos satisfechos) y sobre todo energía. Los hidratos de carbono son muy buenos aplicados correctamente e incluso ayudan a bajar de peso y a acelerar el metabolismo cuando se toman las decisiones correctas y balanceadas.

Por el otro lado, los hidratos de carbono altamente refinados y procesados, cuentan con muy poco valor nutricional y son bajos en fibra. ¿Y cuáles son? Los más comunes por su puesto; las tortillas, pan blanco, pasta blanca, pasteles, galletas, arroz blanco, papas fritas, dulces y también… los refrescos, jugos y el alcohol contienen altas cantidades. Muchos de nosotros pensamos que estos alimentos son ¨todos los carbohidratos que existen¨ y es por eso que muchas personas los suprimen de sus dietas y los culpan de todo kilo de más.

Hablando de soluciones; algunos de los tips más fáciles de implementar son:

1)    Cambiar el arroz blanco por arroz integral o arroz salvaje. El sabor es muy bueno y contiene altas cantidades de fibra y nutrientes. Además un arroz integral orgánico no pasa por procesos químicos y aditivos tan fuertes como el arroz blanco.

2)    Disminuir y controlar el consumo de alcohol, o al menos tomar una decisión más benéfica al cuerpo, como por ejemplo optar por tomar un poco de vino tinto que ayuda a reducir el colesterol y triglicéridos.

3)    Cuidar el consumo de granolas y barritas estilo ¨light y saludable¨ que son muy engañosas y que en un descuido pueden aportarnos grandes cantidades de hidratos de carbono, de azucares simples y de aditivos. Mejor comer una barrita de amaranto, barritas caseras con nueces, almendras etc. o avena preparada por ti mismo.

4)    Al igual que con el caso del arroz blanco; consumir pastas de grano entero o integrales y sustituir el pan blanco por pan integral y de preferencia que sea orgánico, porque existen muchas marcas engañosas que agregan un montón de aditivos y saborizantes.  Además ya existen muchas recetas de verduras (como la calabacita) sustituyendo las pastas en lasañas y guisos. Por cierto,www.pizcadesabor.com es una página de recetas buenísima.

5)    ¡Cuidado con los cereales comerciales de caja! Las zucaritas, cini-minis, chocokrispis y bastantes marcas de cereales populares son multicaloricos, altos en grasas, aditivos y bajos en fibra. Opta por seleccionar una marca alta en fibra o por comprar cereales en tiendas orgánicas que contienen granos, oleaginosas y semillas, incluso se pueden conseguir todos los ingredientes y preparar un cereal casero saludable.

6)    Guarda tu hidrato de carbono favorito para el desayuno. Si de plano no puedes vivir sin un panecito, muffin o postre se vale, pero entre más temprano se consuma mejor, ya que da más tiempo de digerirlo, procesarlo y de poner en marcha el organismo durante el día para utilizarlo de la manera más benéfica posible.

7)    Todo está en las porciones. Cuidar y controlar las porciones siempre garantizara un buen estado nutricio, un metabolismo más rápido y un aumento o pérdida de peso satisfactoria. De poco sirve consumir hidratos de carbono integrales si vamos a reducir la ingesta de lípidos y proteínas, es importante consumir los tres grupos alimenticios en cada toma de comida de ser posible.

No se trata de eliminar los carbohidratos refinados para siempre, simplemente es mejor guardarlos para cuando valga la pena, por ejemplo; consumir arroz blanco para hacer o consumir sushis, la pasta con una salsa sutil o el pan de hamburguesas para una comida especial. Digamos que en porcentajes de 70% estos nuevos hábitos y 30% los antiguos, para comenzar bien, sin presionarnos tanto para poder avanzar poco a poco, pero constante. Debemos tener siempre presente que los cereales integrales contienen muchos más nutrientes, vitaminas, minerales, son ricos en fibra (esto hace que produzcan una mayor sensación de saciedad), previenen la diabetes, contienen antioxidantes, ayudan a reducir el riesgo de cáncer y muchos beneficios más. ¡Así que a disfrutar sin miedos de este gran grupo alimenticio!! Y si… se disfruta aún más con criterio, balance y conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s