Consejos

Hace unos días una persona me comento que para ella lo más difícil de llevar un plan alimenticio y una vida saludable era la organización. Gastaba mucho tiempo en ir a comprar lo necesario para la semana, cocinar, llevar la comida al trabajo, limpiar… En fin, todo el proceso que requiere la preparación.

Y para ser honesta, estoy totalmente de acuerdo con ella… Pienso que una vez que tienes todo el menú preparado, resulta muy sencillo pasar el día en armonía. Es mucho más fácil, rápido y cómodo salir a comprar algo, pedir comida, ir a un restaurant etc. Y aunque estoy  de acuerdo con no comer siempre en casa, es necesario (sobre todo cuando se desea reducción de peso o aumento de masa muscular) hacer el esfuerzo de preparar tus propios alimentos para poder así controlar las porciones y lograr modificaciones verdaderas.

Es por eso que platique con ella algunos tips para mejorar la situación:

Lo más importante para mí (cuando no pasas el día en casa) es tener una mochilita/lonchera. De esta manera es mucho más fácil organizar las comidas diarias, guardarlas en toppers y traer siempre antojitos o snacks. En la loncherita siempre tengo una bolsa de arándanos y una bolsa de almendras, galletitas deshidratadas para acompañar,  tés de diferentes sabores y clorofila o algún suplemento por el que tenga gusto en esos días. Así no ando corriendo todas las mañanas pensando que llevar, simplemente te enfocas en preparar una comida y te ahorras la molestia de preocuparte por las colaciones, bebidas, snacks. Cada semana es bueno cambiar los alimentos (nueces en vez de almendras y manzanas deshidratadas en vez de arándanos por ejemplo) y aunque lo ideal es cambiar los alimentos DIARIO, algunas veces resulta muy complicado y por querer abarcar tanta perfección terminamos no haciendo nada.

También es muy importante tener un día en específico para ir al mercado, súper, tiendas orgánicas o donde sea que se compre la comida semanal y hacer conciencia de que vamos a utilizar y que no. Lo que más me gusta hacer con las frutas (sobre todo para variar los colores y nutrimientos) es escoger una de cada color del arcoíris por cada día. Ejemplo: Lunes: Manzana Martes: Naranja Miércoles: Plátano Jueves: Pera Viernes: Kiwi Sábado: Moras azules Domingo: Ciruela. De esta manera sé que estoy recibiendo antioxidantes de todos sabores y colores y sobre todo no compro fruta de mas. Organizas mejor tu semana, ahorras dinero y aparte de todo es muy divertido ir cambiando los colores y las frutas cada semana; a final de cuentas siempre todo es un juego.

imageedit_16_4049616791

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Hola,pasate por nuestro blog!!Queremos saber tu opinión!!Te seguimos,siguenos de vuelta.Gracias

  2. ¡Hola! Claro que si, con gusto 🙂 Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s