Limpiando

imageedit_1_5216016225Todo desequilibrio, ya sea emocional, nutricional o físico causa una reacción o se manifiesta por medio de una enfermedad; es decir manda una señal de alerta externa. Es por esto que no es ninguna sorpresa que nuestro organismo nos esté exigiendo, cada vez más, que lo ayudemos a recuperar su equilibrio interno. Y es por esto también, que están tan de moda los planes de desintoxicación, cleanses, ¨detox¨, limpiezas etc.

Pienso que actualmente existe mucha controversia con estos temas; algunas personas o incluso expertos en salud defienden que las desintoxicaciones no son necesarias, mientras que otros las defienden intensamente. He visto estudios (incluso estudios grabados) mostrando como ¨los planes detox¨ no sirven en realidad para mucho (más que como efecto placebo de integración de nuevos hábitos) y eh visto otros estudios y documentales en donde se muestran inmensos beneficios en las personas que los practican.

Mientras el mundo se pone de acuerdo, yo los seguiré practicando y aplicando. (Pero con cuidado y resaltando varios puntos importantes) Y no por estudios, certificados o papeles que lo demuestren, si no por cómo me eh sentido (ya en lo personal) al realizarlos. Me parece totalmente lógico que, así como llevamos el carro al taller para darle cambio de aceite, le demos ese ¨servicio de limpieza¨ a nuestro cuerpo, eso por el lado físico. Por un lado más ¨espiritual o de conocimiento interno¨ es muy interesante realizar una desintoxicación para poder observar con mucha más claridad cuál es nuestra verdadera relación con la comida. Descubres las respuestas a preguntas como ¿Cuántas veces como por aburrimiento, por frustraciones, por placer? Y muchas otras cosas más ya más personales que se van descubriendo en el camino.

y ¿Cómo es un detox, en qué consiste? Existen varios tipos de planes de desintoxicación ya que cada nutriólogo, Heath coach, asesor etc. Puede de alguna manera ¨crear¨ su propio plan.
Algunas limpiezas son de puros jugos verdes, otros incluyen jugos con fruta también, otros mezclan jugos con smothies e incluso con un poco de comida crudivegana o Raw. Algunos son de tres días, otros de siete y muchos de 21 días. Yo eh comparado varios planes y en realidad pienso que la decisión final de cual seguir es personal, actualmente estoy leyendo el de ¨Raw food reset¨ y me está pareciendo muy bueno y completo a mi gusto.

Sea cual sea el plan de desintoxicación elegido, les recomiendo muchísimo que lo realicen con conciencia, tomándose un tiempo libre de trabajo, eventos sociales, escuela etc. Para poder disfrutar el proceso y descansar, ya que es importante estar centrado, relajado y sobre todo sin muchas actividades o eventos sociales (que nos pueden distraer) y lograr que la limpieza nos resulte más difícil, cuando puede ser un bonito tiempo para estar con uno mismo, disfrutarnos, consentirnos y conocernos.

Una desintoxicación no es un juego, ni debemos hacerlo por moda, ni pensar que es un menú o dieta (un detox no es un plan alimenticio, no cubre con los requerimientos diarios que necesita nuestro cuerpo para funcionar correctamente) o plan para bajar de peso (porque me eh topado con niñas adolescentes que quieren vivir de jugos por tres o cuatro meses con la intención de bajar de peso) tampoco hace maravillas y si no cambiamos la alimentación a una balanceada y aprendemos a comer es muy probable un ¨rebote¨ y terminar comprometiendo al cuerpo, lo cual claramente no era la intención original. Estas confusiones o actitudes son las que han causado los riesgos o complicaciones con las limpiezas y desintoxicaciones. Yo pienso que el detox es mas bien un proceso interno (procesos personales mas bien por el lado espiritual) que de limpieza y repito que NO es una dieta ni menú. Antes o después de este proceso debemos aprender a comer balanceadamente e incluir todos los grupos alimenticios. 

Existe tanta información, en Facebook, redes sociales, revistas etc. Que resulta fácil confundirnos, o terminar siguiendo un plan de desintoxicación que no esté avalada o cuidada por un responsable en salud. Es importante fomentar las pláticas, talleres, consultas en donde podamos enterarnos de información valiosa y sobre todo de resolver dudas y de aprender y entender cuáles son los procesos de la desintoxicación (interna y externa) y porque vale la pena realizarlos.

El cuerpo lo agradece y aunque al principio es duro (sobre todo los primeros dos días, en mi opinión) después se comienzan a sentir los beneficios que en mi caso son una sensación de ligereza, tanto física como mental. Aumento de la energía acompañado de una claridad de acciones y pensamientos que es mi parte favorita. Y bueno, sin olvidar la reducción de peso y de ¨hinchadez¨ o pesadez etc.

Concluyo mi opinión personal reafirmando que no se trata de tomar puros jugos durante treinta días ni de tampoco nunca hacerlo, pienso que como experiencia, si te llama la atención, es interesante de realizar al menos para poder expresar tu opinión acerca del proceso. Como estilo de vida, definitivamente nunca va a remplazar a una alimentación balanceada y debemos aprender a comer para poder gozar de buena salud; sin duda alguna.
Próximamente voy a asistir a un taller en donde voy a aprender más del tema y les seguiré platicando. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s