Aderezando

cambio

Cuantas veces no hemos decidido cenar ensaladita para sentirnos mejor, darle un descanso al cuerpo o ahorrarnos unas cuantas calorías. Cenar una ensalada ligera es uno de los hábitos nutricionales, recomendaciones saludables y cenas anti-culpa más utilizados mundialmente. El problema es que no solo nosotros nos dimos cuenta de todos los beneficios sino también las grandes industrias alimentarias y fue así como surgió el boom de los aderezos de todos tamaños, texturas y sabores. Me acuerdo hace unos doce años cuando en el súper solo encontrabas el aderezo Italiano y el cremoso (tipo ranch). Al poco tiempo surgieron el mil islas, cilantro cremoso, mostaza, oriental, chipotle, parmesano, agridulce, cesar cremoso, diosa verde y un sinfín más de opciones diferentes pero todas con el común denominador de ser altos en grasa, en azúcar y de contener un montón de aditivos, químicos, sodio y sobre todo con altas cantidades de jarabe de maíz y fructuosa. Muchos de ellos presumen tener aceite de oliva cuando en realidad llevan aceite de canola o de soya que no contiene para nada los nutrimentos y el sabor que buscábamos recibir inicialmente en el aceite de oliva. Y es así como toda la hermosa y saludable intención de cenar verduras frescas en ensalada se puede convertir en una comida realmente dañina para tu salud; muchas veces sin caer en cuenta, que es la peor noticia.

Pero la buena noticia es que prevenir esto es muy sencillo, para realizar este cambio tienes de dos; hacer vinagretas o preparar aderezos. Ambos son sencillos y rápidos y los puedes combinar y cambiar durante la semana para no aburrirte. Las vinagretas son más rápidas; por lo general mezclas de cuatro a seis ingredientes en un platito rápidamente y queda lista en menos de tres minutos. Mi favorita es la vinagreta de mostaza que lleva cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de jugo de limón, dos cucharadas de vinagre balsámico y dos cucharadas de mostaza. (Mostaza de verdad por favor, de grano y sin colorante amarillo). Los aderezos son un poco más laboriosos pero aun así son muy rápidos. Puedes hacerlos con bases diferentes desde usando aceites hasta yogurt y existen muchísimas opciones en paginas de recetas, unas que voy a postear pronto aquí o  hasta en youtube, para ver paso a paso el proceso.

Ya que tengas un tiempo preparando y consumiendo tus propios aderezos prueba uno del súper un día; vas a notar como sabe mucho a azúcar y a crema, bastante diferente al verdadero sabor de los condimentos. También puedes notar como provoca sed y una sensación de malestar. Y bueno… si de plano lo que buscas es un aderezo ya hecho, en tiendas artesanales y orgánicas existen opciones muy ricas hechas con verdaderos ingredientes. Son un poco caros, al menos más que los del súper o que lo que te costaría realizarlo tú mismo pero podría ser un lujito que valdría la pena si es lo único que te anima a comer más verduras ¿Qué no?

 logo_490889_web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s