Recomendaciones para gastritis

gasss

La gastritis es una enfermedad bastante común y frecuente hoy en dia, afectando tanto a adolescentes como a  adultos de ambos géneros y siendo causante de varios síntomas y molestias incomodas para quienes la padecen.

Para comprender con facilidad que es la gastritis sin entrar en muchos términos médicos se resumiría en que es el resultado de la inflamación o hinchazón de la mucosa gástrica. Son zonas del estómago que se encuentran dañadas, irritadas o con hemorragias. Muchas veces se presentan en forma de manchas rojizas, como quemaduras o ampollas. (Con una exploración de endoscopia o gastroscopia se detectan y observan con claridad).

Como resultado de estos inconvenientes la persona que la padece comienza a sufrir de una serie de síntomas y reacciones molestas tales como dolor abdominal en la parte superior del aparato digestivo (epigastrio), ardor, acidez, dolor general, nauseas, vómitos y también se relaciona bastante con reflujos gastroesofágicos después de consumir alimentos.  Existen varias clasificaciones de gastritis, dependiendo de los niveles de afectación y duración,  pero las más conocidas son la gastritis aguda (rápida) y crónica (permanece tiempo prolongado). ¿Qué causa esta enfermedad? Primordialmente se relaciona con bacterias, sobre todo  Helicobacter pylori, pero también se induce por el contacto con farmacéuticos y medicinas fuertes, consumo excesivo de alcohol, café y taurinos. Puede ser auto inmunitario, producido o incrementado por estrés y muchas razones más.

Entonces, ¿Qué hacer para evitarla o para controlarla y reducirla una vez adquirida? Aparte de las medicinas, (que sabemos que terminan dañando más el tejido y afectando otros órganos como hígados y riñones) se recomienda un buen estilo de vida y nutrición óptima, organizada y responsable. Existen muchos alimentos que ayudan a reducir los malestares tales como verduras y frutas (sobre todo cocidas) pastas, arroz, pan, cereales integrales y altos en fibra, leguminosas, productos con linaza, carnes o quesos magros, claras de huevo, preferir usar condimentos sencillos y naturales, como orégano, perejil, albahaca etc. y fomentar la  utilización de cocciones sencillas (plancha, horno, hervidos).

Por su puesto se recomienda reducir o al menos controlar el consumo de alcohol, café, té y bebidas energéticas con taurina o cafeína así también como picantes, sazonadores o especias muy condimentadas como curry, pimienta negra, azafrán o ajo. Reducir los productos de origen animal y alimentos altos en grasa, no consumir el alimento hirviendo o muy caliente, ya que esto afectaría gravemente las heridas, causando molestias casi inmediatas. Otro consejo muy recomendado seria fragmentar los tiempos de comidas, digamos comer cinco veces al día en vez de tres y masticar lentamente, con el fin de reducir la carga de alimentos en una sola toma y dar más ¨espacio¨ al estómago para tomar la digestión con calma. Y claro… no recostarse inmediatamente después de comer.

Así que a tomar conciencia de cuidar y respetar nuestro sistema digestivo, no sobresaturarlo constantemente o abusar de productos que sabemos que son irritantes y sobre todo aprender a escuchar cada vez más a las necesidades del cuerpo, aprender a decir basta antes de que comience un malestar y practicar técnicas de relajación como ejercicio diario, yoga o meditaciones para reducir el estrés y así poder vivir en armonía con todos los alimentos disponibles y con nosotros mismos cada vez más.

logo_490889_web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s